19.7.14

1

votar

Objeto Museístico: El vestido rosa de Jackie Kennedy


Sin lugar a dudas los vestidos han jugado un papel muy importante en la historia del cine, la música, el arte y la política…recordemos, por ejemplo, el mítico vestido blanco que llevaba puesto Marilyn Monroe en la película “La comezón del séptimo año” (1955), famoso por levantarse en una ventilación de subte;  o el vestido de novia que, en 1981, uso la princesa Diana el día de su casamiento con el príncipe Carlos (30 años después, Kate Middleton, actual duquesa de Cambridge, confiaba la creación del vestido más importante de su vida a Sarah Burton de la firma Alexander McQueen).

Sin embargo,  hay un vestido que se destaca no solo por haber presenciado uno de los asesinatos más terribles de la historia, sino por haber contado, a su manera, la tragedia.



Son muchas las publicaciones que hablan sobre el atentado alex presidente John F. Kennedy ocurrido el 22 de noviembre de 1963, pero son pocas las que recuerdan a su esposa Jacqueline pidiendo desesperadamente auxilio en el auto, vestida con un traje color rosa intenso, con sombrero pill box y sus habituales guantes blancos.


 Según los testigos presenciales del asesinato de JFK, tras los disparos la primera dama gritó “¡han asesinado a mi marido, tengo su cerebro en mis manos!”. En las imágenes grabadas durante el desfile por Abraham Zapruder, y que no fueron emitidas hasta 1975 por la ABC, vemos a Jackie que se abalanza a la parte trasera del auto, donde recoge una parte del cráneo del presidente.


A las 13.00hs, el equipo médico del “Parkland Hospital”  declara oficialmente la muerte del presidente Kennedy, con paro cardíaco. "No tuvimos nunca una esperanza de salvar su vida", declararon los médicos. La muerte de Kennedy fue oficialmente anunciada más tarde, a la 13.38 hs.

22.6.12

79

votar

El Conventillo Varieté: Las empleadas del museo mimetizadas con las obras que custodian.

El trabajo “Ermitazhniki” de la fotógrafa rusa Lucia Ganieva es una serie de retratos de las vigilantes de las salas del Hermitage de San Petersburgo que se han mimetizado con las obras tras años de conexión.



Al parecer, las empleadas de dicho museo (que conservan su trabajo durante décadas y rara vez cambian de sala), han mantenido una intensa cercanía emocional o espiritual con las obras, razón por la cual acaban pareciéndose, proceso simbiótico mediante, a los cuadros que custodian.




7.6.12

3

votar

Peinado Museístico: La cresta Punk.


A lo largo de la historia, el peinado no solo ha representado un ideal estético, sino también un símbolo de la dignidad y estatus social del individuo, el peinado es un elemento diferenciador que pone de manifiesto los distintos aspectos relacionados con la personalidad del individuo y con la sociedad a la que pertenece.


Dios salve a la Reina 
Ella no es un ser humano 
No hay futuro 
En el sueño de Inglaterra. 
Que no te digan lo que quieres 
Que no te digan lo que necesitas 
No hay futuro No hay futuro 
No hay futuro para ti. 
Dios salve a la Reina
Sabemos lo que decimos, ¡hombre!
Amamos a nuestra Reina 
Que Dios la salve.

 “Dios Salve a la Reina” (God Save The Queen). Sex Pistols.

Entre gritos, insultos y escupitajos el “Punk” irrumpió en el mundo de los años ´70 sin que nadie sospechara lo que se avecinaba. El Punk fue el sonido de la rebelión y la voz de una generación que desapareció al final de esa época. Sin embargo, y al grito de “Punk not dead!”, su influencia se ha mantenido viva en la actualidad.


Veamos. La estética de la subcultura punk se popularizó con el nacimiento del movimiento en torno a 1975. Ligado a la actitud que profesaba, desde un comienzo su estética estuvo orientada a romper con todo lo preestablecido, desde la vestimenta, tatuajes y peinados.


4.6.12

0

votar

Personaje Museístico: Larry Gagosian, el marchante de arte más famoso del mundo.


Su instinto y astucia son garantía de éxito. Cuenta con un excelente “olfato” para los negocios y ha catapultado a la fama a diversos artistas contemporáneos. Es poderoso, influyente y controla el “gran mercado del arte”. Sin lugar a dudas, Larry Gagosian convierte en oro(o mejor dicho, en arte) todo lo que toca.


La historia del mito comienza en 1969 cuando, tras licenciarse en Literatura Inglesa en la UCLA, fue descubierto por la agencia de cazatalentos “William Morris” donde comenzó vendiendo posters. Apenas  una década más tarde, en 1979, Gagosian abría su propia galería en Los Ángeles especializada en arte moderno y contemporáneo (un lustro más tarde, expandía su galería a Nueva York inaugurándola con una exquisita muestra de los fondos de arte pop de los coleccionistas Emily y Burton Tremaine).

 Gagosian junto a Damien Hirst

El año 1996 marca un punto de inflexión en su carrera. Gagosian se convierte en co-propietario, junto con Leo Castelli, de otra galería en el número 65 de Thompson Street, donde solían montar maravillosas exposiciones con piezas de grandes dimensiones, como las colosales esculturas en bronce decorado de Roy Lichtenstein. Se cuenta que, por aquel entonces, Gagosian regaló a su socio y promotor de las carreras artísticas de Claes Oldenburg y Andy Warhol, entre otros, un reloj Patek Philippe valorado en 7.500 dólares. Este regalo tuvo una inmediata contrapartida: Castelli le presentó al obsesivo coleccionista Samuel Irving Newhouse, uno de sus mejores clientes. Muy poco después, en 1988, Gagosian se adjudicaba en la casa de subastas “Sotheby´s”, para su flamante cliente, un Jasper Johns (False Start) que se remató en 17 millones de dólares. En aquella emocionante subasta, el coleccionista estaba sentado al lado del marchante, dándole precisas instrucciones sobre el proceso de las pujas.

 Larry Gagosian, Leo Castelli y Charles Saatch. 

5.12.11

20

votar

Personaje Museístico: El compositor de música cinematográfica Ennio Morricone

“Cinema Paradiso”, “Lolita”, “La misión”, "Spaghetti western" y “Días del cielo”. ¿Qué tienen en común todas estas películas?. Al gran Ennio Morricone, el compositor italiano de música de cine y bandas sonoras más conocido y prolífero del mundo.


Nacido el 10 de noviembre de 1928, en Roma, Ennio Morricone recibió su formación musical en el Conservatorio Santa Cecilia donde se graduó en trompeta, instrumentación de banda musical y composición musical con Petrassi (también estudio música coral y dirección de coros). Ennio comenzó a escribir música para películas en 1955, trabajando en paralelo como arreglista de música ligera para las orquestas y los discos de la RCA italiana. En 1958 fue contratado como asistente musical por la RAI, pero renunció el mismo día en cuanto se enteró que estaba terminantemente prohibida la transmisión de música compuesta por los empleados del organismo público de radiodifusión por voluntad expresa del entonces gerente general Filiberto Guala, que impediría cualquier posibilidad de carrera.


Las vueltas de la vida hicieron que a fines de los ´50 Ennio se reencuentre con un compañero del colegio, que no era ni más ni menos que Sergio Leone, un reconocido guionista, productor y director de cine italiano (dicen que Leone no recordó a Ennio hasta que vio una foto de ellos juntos en el Colegio). Morricone comenzó a colaborar en el director. La primera banda sonora que realizó Ennio fue para la película “Por un puñado de dólares”. Su colaboración duró hasta la última película de Leone, “Érase una vez en América”. Cabe destacar que en sus conciertos, Ennio siempre dedica una sección a la música compuesta para el director Sergio Leone.


30.11.11

5

votar

El Conventillo Cinéma: Psicosis

¿Qué puede dar más miedo que una película de monstruos?. El vecino de al lado con una media sonrisa. (Alfred Hitchcock).

Sin lugar a dudas, Psicosis es un perfecto reflejo del modo de ser Hitchcockiano. La película estaba basada en una novela de poca relevancia de Robert Bloch con la modestísima tirada de 10 mil ejemplares. Según las malas lenguas, tan pronto como la novela se presentó a los estudios de la Paramount, los directivos dijeron que “era imposible de filmar. Demasiado repulsiva e impactante, incluso para un lector versado en el tema”.
Sin embargo, Hitchcock compró un ejemplar de la novela en el aeropuerto de camino a Londres y, cuando el avión estaba aterrizando, ya había decidido que sería su próxima película. Ni lento ni perezoso, compró los derechos de la novela por 9 mil dólares y envió a sus tropas a distintas librerías para que compraran hasta el último ejemplar disponible del libro para proteger el secretismo del argumento. Además, Hitchcock tampoco quería que el estudio estuviera muy informado de sus movimientos.


El Hitchcock tenía previsto dedicar tiempo y dinero a la preproducción y rodar el filme de forma rápida y económica, casi como si fuera un episodio ampliado de su serie de televisión “Alfred Hitchcock presenta”, que el mismo condujo de 1955 a 1962 (el programa emitía historias de suspenso, adaptaciones de cuentos de escritores de la talla de Eric Ambler, Ray Bradbury, Roald Dahl, Robert Dennos y Ira Levin, entre otros. La lista de directores incluía a Robert Altman, Paul Henreid, Ida Lupino, Norman Lloyd –actor que el director veneraba- y el mismísimo Hitchcock).



23.11.11

7

votar

Noticia Museística: La madre de Harry Potter tendrá película

La historia de J. K. Rowling (Joanne Kathleen Rowling), la creadora de la saga de libros y películas multimillonarias del aprendiz de mago Harry Potter será llevada a la pantalla chica (por el momento, será una película hecha solo para televisión).


La película llevará por título “Magic Beyond Words: The JK Rowling Store” (Magia más allá de las palabras: la historia de J. K. Rowling) y se estrenará el próximo año, o sea, en el 2012. Para el papel de la escritora se ha escogido a la actriz australiana Poppy Montgomery, conocida por papeles en series de televisión como, por ejemplo, Sin Rastro. La actriz, un poco más blonda y pálida de lo habitual, y con los ojos celestes en vez de marrones, tiene un notable parecido con la autora de la saga.


El biopic (género cinematográfico que cuenta la vida de un personaje, muy popularizado en los últimos años) no ha sido autorizado por la autora, pero Montgomery espera que a Rowling le guste "por lo menos un poquito". "Traté de no pensar en si a ella le iba a gustar o no. La admiro mucho, como ser humano y como escritora, y me encantan sus libros".


La historia de la escritora de por sí es muy interesante. Veamos....