Ir al contenido principal

¿POR QUÉ SE LLAMA GUARDIA SUIZA DEL VATICANO?

 



La Guardia Suiza Pontificia se ocupa de la seguridad y protección del Papa dentro en la Ciudad del Vaticano, así como de servicios honoríficos en ceremonias, audiencias y recepciones. También lleva a cabo las labores de vigilancia y control de acceso en todos los edificios de la Santa Sede. En la actualidad es el ejercito profesional más pequeño del mundo compuesto por 110 soldados.

Sus comienzos

Todo comienza en el año 1506 cuando el Papa Julio II, preocupado por su propia seguridad y la de sus territorios, decide crear un ejército para el interior de sus fronteras. Tal es así que solicita a uno de sus cardenales que reclute a soldados suizos, reconocidos en la época como de gran valor y de gran maestría en el uso de las armas más novedosas.
De esta manera, crea de forma oficial la primera Guardia Suiza, un ejército reducido pero de garantías.

Su batalla más importante

El 6 de mayo de 1527 se libra la batalla más recordada de toda la existencia de la Guardia Suiza. El ejército de Carlos V de Alemania invade Roma y el Estado Vaticano, obligando a la Guardia Suiza a defender al Papa Clemente VII.


De los 189 guardias suizos que defienden al papa sólo 42 logran sobrevivir al ataque enemigo aunque, eso sí, consiguen mantener con vida a Clemente VII y este consigue escapar por un pasadizo secreto que une el Vaticano con el Castel Sant`Angelo. La posterior rendición del papa supuso la disolución de la Guardia Suiza, que volvería a ser formada varios años después por Pablo III.

Rememorando este hecho, todos los 6 de mayo los nuevos alabarderos juran su cargo ante el Papa y los ascendidos toman posesión.

Requisitos para formar parte de la Guardia Suiza

Los requisitos son más o menos los mismos que hace 500 años: Tener entre 19 y 30 años, ser católico practicante, ciudadano suizo, soltero, medir más de 1,74, buena salud y reputación impecable 

Fotos: Reuters

Comentarios