Ir al contenido principal

Historia del capitoné

El término capitoné viene del verbo francés capitonner cuyo significado es acolchar, almohadillar.

Las raíces de esta técnica de capitoné que yo utilizo en mis almohadones proviene de una técnica medieval inglesa denominada "smocking" (en otro posteo les contaré más sobre esto🧚🏻‍♀️).

Aprox. en el año 1700 comenzó la utilización del descarte de la seda, denominado capiton, para acolchonar los apoya brazos de los sillones y los respaldares. Para lograr firmeza, se ajustaba el tapizado formando motivos geométricos que se repetían a lo largo de toda la superficie. En el siglo XVIII se hicieron populares los sofás tapizados con terciopelo y abotonados formando motivos simétricos. Sin embargo, el máximo esplendor de estos muebles llega a principios del siglo XIX de manos de los ingleses (gracias al elegante sillón Chesterfield❤).

Según la leyenda (ya la he contado en otros posteos pero como los lectores se renuevan va de nuevo😉) el Conde de Chesterfield mandó a construir un sillón de cuero que fuera bien firme y que tuviera los apoya brazos a la misma altura que el respaldo (algunos dicen que era para mantener una buena postura que permitiera lucir bien sus trajes).

La leyenda continúa y cuenta que en su lecho de muerte el Conde, que se encontraba con su valet y amigo Mr. Dayrolls, le dijo a su mayordomo: "Give Mr.Dayrolls a chair", es decir, "dele al señor Dayrolls una silla". El mayordomo, tomándo la orden al pie de la letra, en lugar de indicarle al señor Dayrolls un lugar donde sentarse, le entregó el famoso sofá para que se lo llevara consigo a su casa como último regalo de su difunto amigo. El señor Dayrolls lo popularizó en su club inglés y con el paso de los años terminó siendo un modelo familiar en todo el mundo. 

Conocían la historia?. Les gusta el capitoné?.


Les envio todo mi amor

Agus♡




Comentarios