23.11.11

7

votar

Noticia Museística: La madre de Harry Potter tendrá película

La historia de J. K. Rowling (Joanne Kathleen Rowling), la creadora de la saga de libros y películas multimillonarias del aprendiz de mago Harry Potter será llevada a la pantalla chica (por el momento, será una película hecha solo para televisión).


La película llevará por título “Magic Beyond Words: The JK Rowling Store” (Magia más allá de las palabras: la historia de J. K. Rowling) y se estrenará el próximo año, o sea, en el 2012. Para el papel de la escritora se ha escogido a la actriz australiana Poppy Montgomery, conocida por papeles en series de televisión como, por ejemplo, Sin Rastro. La actriz, un poco más blonda y pálida de lo habitual, y con los ojos celestes en vez de marrones, tiene un notable parecido con la autora de la saga.


El biopic (género cinematográfico que cuenta la vida de un personaje, muy popularizado en los últimos años) no ha sido autorizado por la autora, pero Montgomery espera que a Rowling le guste "por lo menos un poquito". "Traté de no pensar en si a ella le iba a gustar o no. La admiro mucho, como ser humano y como escritora, y me encantan sus libros".


La historia de la escritora de por sí es muy interesante. Veamos....

J. K. Rowling nació en Yate, Reino unido, el 31 de Julio de 1965. Desde muy pequeña se dedicaba a escribir historias de fantasía, su madre fue la primera que la apoyó en el mundo de la literatura. “La primera historia que escribí en mi vida (cuando tenía 5 o 6 años) fue sobre un conejo llamado Rabbit. Tenía sarampión y era visitado por sus amigos, incluyendo una abeja gigante llamada Miss Bee”, contaba Rowling.


Con los años, Joanne se matriculó en la Universidad de Exeter, donde, siguiendo el consejo paterno, estudió francés con el propósito de encontrar después un buen trabajo como secretaria bilingüe. Con los títulos de lengua y literatura francesas todavía relucientes, se trasladó a la sede de Amnistía Internacional en Londres para realizar un trabajo de investigación sobre las violaciones a los Derechos Humanos en el África francófona.


Tras este breve período de formación empezó a trabajar como secretaria, pero pronto descubrió que el orden y la rutina no iban con ella. Varias experiencias frustrantes en diferentes empresas, unidas a la triste desaparición de su madre, enferma de esclerosis múltiple, la llevaron a dejarlo todo a los 26 años y a abandonar el país con la intención de enseñar inglés en el extranjero.


En Lisboa disfrutó enseñando su lengua materna a alumnos portugueses y tuvo bastante tiempo para su verdadera vocación, escribir. Allí conoció y se enamoró de Jorge Arantes, un periodista de la televisión portuguesa con el que contrajo matrimonio en octubre de 1992 y con quien tuvo una hija a la que llamó Jessica. El matrimonio no prosperó y pronto terminó en divorcio.


Madre de una pequeña niña y sola en un país extranjero, en 1996 Joanne decidió regresar a Gran Bretaña y se instaló en la ciudad escocesa de Edimburgo, donde llegó con la firme intención de acabar y publicar una novela sobre un tal Harry Potter, personaje infantil con poderes mágicos, cuyas andanzas había imaginado bastante tiempo atrás durante un interminable viaje en tren entre Manchester y Londres.

La tenaz profesora de francés pasó muchas tardes de su vida escribiendo en un cálido café próximo a un pequeño apartamento sin calefacción en el que vivía con su hija. Finalmente logró una beca del Scottish Arts Council que le permitió concluir, luego de 5 años, el libro que cambiaría su vida: Harry Potter y la piedra filosofal.

Recorrió sin éxito con la copia mecanografiada por ella misma editoriales del prestigio de Penguin y Harper Collins, hasta que en 1997 consiguió por fin que la  firma británica Bloomsbury publicara el libro. Pocos meses después, Scholastic Press compró los derechos de la novela para Estados Unidos, por una suma superior a los 14,5 millones de pesetas, una cifra muy importante para un libro infantil. Rowling empezó a ser popular en su propio país, y durante los primeros meses se vio ampliamente superada por la situación, sin poder escribir ni una sola línea.

A punto de acabar el segundo libro de la serie, entró en una fase crítica y llegó a pensar que estaba escribiendo “basura”, según confesaría tiempo después en una entrevista. Nada acostumbrada a manejar semejantes sumas de dinero ni a la presión de los medios de comunicación, Joanne se bloqueó y tardó en adaptarse a la nueva situación, hasta el punto de verse obligada a modificar su sencillo estilo de vida. Tuvo que dejar de escribir en el mismo café debido al acoso de admiradores y curiosos, que convirtieron el local en lugar de peregrinación, y adoptó una postura defensiva frente a las intromisiones en su vida privada. Después decidió dejar las clases definitivamente para dedicarse por entero a lo que siempre había anhelado: escribir.


Sin lugar a dudas, desde que se lanzó el primer libro de la saga esta se convirtió en un éxito sin precedentes. La serie logro gran popularidad, críticas favorables y éxito comercial en todo el mundo.


Según la revista Forbes, la fortuna de J.K. Rowling asciende a los 1,000 millones de dólares, no sólo es la mujer más rica del Reino Unido, por encima de la Reina de Isabel II, sino que es la primera mujer que se ha hecho multimillonaria en vida escribiendo libros.


Todo un fenómeno tanto a nivel literario como empresarial pues ha vendido 450 millones de copias de los siete volúmenes que integran la saga sobre el joven mago, sus aventuras en la Escuela de Magia y Hechicería de Hogwarts y su lucha contra el malvado Voldemort.


En fin, como buena lectora de Harry Potter, esperare ansiosa la película de J.K Rowling.

Adieu!

7 comentarios:

ruben dijo...

Excelente, será muy bueno, para muchos millones

ANTONIO CAMPILLO dijo...

El fenómeno Joanne Kathleen Rowling y su Harry Potter ha sido tan importante desde 1997 en la Literatura de aventuras y entretenimiento como en el mundo del cine.
Joanne, bien merece un reconocimiento, amén del dinero que ha ganado con sus obras, por haber ideado unas historias tan sugerentes y con tantos tic de viejos cuentos para los jóvenes.

Un abrazo, Agustina.

Lady Giocon dijo...

Ruben: Totalmente de acuerdo! Un fuerte abrazo!

ESTIMADO ANTONIO CAMPILLO:

Como usted me pidio, le envie un mail a su casilla, ¿le llegó?. Si no fuera asi, mi mail es elconventillodelamuseologa@gmail.com
Escribame cuando guste!!!!
Cariños!

LaLolaSh dijo...

Me encantan los libros de Harry Potter. Se supone que es literatura infantil pero yo los leí con mis 32 añazos y me parecieron geniales. Sin duda, estaré atenta a la peli.

Drywater dijo...

Es curioso: No le gusta que hagan la película pero nos da igual.

En fin, un abrazo

ruben dijo...

Coincido con el Sr. Antonio Campillo, pero a decir verdad, esta Saga, a la cual las e visto a todas, tiene varios condimentos importantes. El primero es que se suma a los muchos cineastas que desde hace unos años, sin importarle las consecuencias, van haciendo un cine con verdades más que interesantes, y que a los Dirigentes del mundo les vendría bien aprender. La parte de los efectos especiales excelente, y si leemos lo que hay dentro de las películas, pasa a segundo grado. En realidad, veo muy bien tu escrito, porque en toda la saga, se muestra en forma enfática, la verdad al desnudo del comportamiento del ser humano. En mi modesta lectura de este cine, veo y repito, que al ir a la pantalla chica, les va a hacer bien a muchos millones de personas. Saludos

MariluzGH dijo...

Me llamen lo que quieran a mi edad... pero ¡¡me encanta Harry Potter!! :)

dos abrazos