6.12.10

8

votar

El Conventillo "Varieté": Un japonés encuentra a una intrusa viviendo en su armario

Un japonés, soltero y de 57 años, se llevó la sorpresa de su vida al percatarse de que tenía una mujer viviendo dentro del armario de su casa desde hacía aproximadamente unos 12 meses. A continuación la historia…



El hombre, residente en Fukuoka, en el oeste de Japón, comenzó a notar que en su casa sucedían cosas extrañas cuando la comida empezó a desaparecer de la heladera.
Intrigado, instaló una cámara de seguridad para descubrir quién le robaba alimentos de la cocina y se duchaba en el cuarto de baño. Al descubrir en los videos a una mujer que en su ausencia se paseaba tranquilamente por las habitaciones, y comía todo lo que se le antojaba, llamó alarmado a la policía.

Los agentes registraron íntegramente el domicilio pero no encontraron señales de que se hubiera forzado la puerta o alguna ventana. Finalmente descubrieron a la mujer, Tatsuko Horikawa de 58 años, que vivía escondida en la parte superior del armario con puerta corrediza, un lugar lo suficientemente grande para albergar a una persona acostada sobre una colchoneta. Tatsuko, que fue detenida, explicó a la policía que no tenía dónde vivir y que llevaba instalada en la casa casi un año, aunque con interrupciones.

El dueño del domicilio sostuvo que durante ese tiempo no le causó mayores problemas, ya que se trataba de una mujer muy limpia y ordenada.

Este hecho insólito, que ocurrió en el año 2008, nos trae a la memoria la película “Hierro3”, un filme sur coreana del año 2004 dirigida por Kim Ki-duk, en donde el protagonista, un indigente llamado Tae-Suk que no dice una sola palabra a lo largo de los 95 minutos de la película, ocupa temporalmente viviendas cuyos habitantes sabe que están ausentes.
En realidad, Tae – Suk es una especie de fantasma que duerme en camas ajenas, come algo de las heladeras de esos extraños y retribuye su forzada hospitalidad haciendo arreglos domésticos.

Sin lugar a dudas, una maravillosa película que, entre otras cosas, nos obliga a plantearnos, por más absurdo que parezca, hasta qué punto son parte indispensable de nuestra identidad como seres humanos aspectos como la posesión de bienes materiales, tener un lugar donde vivir y desarrollar nuestra “existencia” o la seguridad de una vida “normal”, todas cosas de las que carece nuestro solitario y fantasmal protagonista.





Adieu!!!.

8 comentarios:

MariluzGH dijo...

Estoy entre tirarme al suelo de risa o de rabia, así que en un alarde de 'pijoterío' total te diré: ¿Me juras por Snoopy que la historia es cierta?
:)
abrazos

martinyfelix dijo...

Creo recordar haber leído esta noticia hace tiempo, y también incluía vídeo. Era sumamente bizarro, la tía se paseaba por todo el piso y el otro ni se enteraba. Realmente curioso.

Agustina Tula Saborido dijo...

Querida MariluzGH:

Te juro por Snoopy y por el gato Garfield que esta historia es totalmente cierta!!!.
Realmente sucedio hace ya casi 3 años, pero yo me entere hace tan solo unos días cuando me la conto Mariano (y obviamente sali a buscar información para saber si era verdadera o si mi querido maridito me estaba gastando una broma...y no, era cierta al 100%).
Te madno un abrazooooo!!!!!

Martínyfelix:

Sabes que yo recien ahora me entere????. En estos años jamas leí nada sobre este caso!!!, y cuando me lo conto Mariano quede muy sorprendida (al margen de pensar que, como le dije a Mariluz, era una buena broma).
Las imagenes con la mujer paseando por la casa (lamentablemente) no las encontré, sólo puse un video de una película que tiene algunos puntos en común con esta historia que, además de ser obviamente bizarra, es muy curiosa.
Cariños!!!!

OPin dijo...

Por eso yo nunca salgo de casa. Por estos lados la señora habría cerrado la puerta con llave y nos habría dejado fuera.
Los llamamos Okupas pero si se conforman con la parte superior del armario los llamamos valijas;)

Muy divertido este post, digno de Rippley.
Cariños

ferdinando dijo...

La propiedad privada surge con el desarrollo de la agricultura, cuando las familias o clanes se asientan en un lugar y dejan de ser trashumantes que viven de la caza y de la pesca. Pasan de ser libres sobre la tierra a ser esclavos de la tierra.
Tribus nómadas, ¿se puede pensar un estado mas dichoso que ese? Ahora estamos confinados en nuestros nichos, y a veces ni conocemos al vecino.
No me gustan las casas, pero, en algún lugar hay que vivir, no hay mas tribus nómadas, y el nómada solitario es mal visto, es un vagabundo, aunque la idea no está tan mal tampoco.
Muy bueno el post.

Agustina Tula Saborido dijo...

Querido Opin:

jajajaajajajajajajaj me mueroooo!!!! Por estos pagos también hubiera ocurrido lo mismo!!!!!
Un abrazote!!!!

ferdinando:

No tengo más nada que agregar...muy pero muy ciertas tus palabras...un placer, como siempre, leer tus comentarios...
Cariños!!!!!!

Loli Salvador dijo...

Vamos a pensar que este allanamiento de morada puede ser muy rentable si el okupa es un "manitas" al precio que están los gremios en el tema de las reparaciones domésticas (enchufes, persianas, grifos, etc.)
Intentaré conseguir esa película que mencionas. Muy buena entrada. Un abrazo.

Drywater dijo...

¿No tendréis alguno un armario con portátil y wifi?
Sé planchar y recojo los pelos de la ducha. Tampoco suelo salpicar al mear