15.10.10

14

votar

Personaje Museístico: Las mujeres plato

En las distintas culturas, pintarse el rostro, adornarse con collares, anillos y pulseras, tatuarse la piel, o lucir perforaciones es algo más que una cuestión de coquetería. Los adornos corporales transmiten una vasta riqueza de información. De ese modo se proclama la pertenencia a un pueblo, a un grupo, a una etnia, se informa el estado civil de quien lo porta, el paso de la infancia a la adultez, el nacimiento de un hijo, o la puesta en escena de un ritual…

Los Mursi son una tribu muy primitiva asentada al sur de Etiopia, a orillas del río Omo. No se sabe con seguridad cuántos Mursis hay (nunca ha sido posible censarlos con certeza, pues hay algunos otros, como los Bume, que son muy parecidos a ellos) pero se cree que hay entre 5000 y 10.000.
Viven de la agricultura cultivando maíz y sorgo y también de la ganadería, sobre todo del ganado vacuno, cuya tenencia marca la posición social de cada familia. Dentro de la zona son los más agresivos y acostumbran mantener conflictos armados con sus vecinos los Bodi y Ari (etnias que habitan territorios más al oeste) por, entreo otras cosas, robo de vacas.

Con respecto a su aseo corporal, los baños son escasos por los malos espíritus y los cocodrilos que habitan en el río. Hablan una lengua de origen nilótico, igual que los Bodi y Ari, pero lo que los distingue especialmente de sus vecinos es la costumbre adoptada por sus mujeres de llevar en el labio inferior un plato de arcilla (en la orejas, cuando están solteras) que ellas mismas confeccionan y cuecen en pequeños hornos de leña.

Entre las mujeres Mursi, los platos labiales son todo un motivo de orgullo, un signo de resistencia y un símbolo de belleza y elegancia. Cuanto más grande es el plato, más deseada será la mujer y más vacas costara la dote que el hombre pagará por ella (lo normal es que paguen 20 o 30 vacas, algunas colmenas y últimamente es obligatorio regalarle al padre de la novia un Kalashnikov, el fusil de asalto más utilizado en los conflictos bélicos). Vale aclarar que las mujeres de las familias más pobres no llevan plato.

El ritual del corte del labio se realiza a los 15 años. En ese momento también le arrancan los 4 dientes inferiores para que el plato se sostenga mejor (lo hacen con un palo o un trozo de hierro que aplican en la superficie de las piezas y luego golpean con una piedra). Posteriormente le realizan una clitoridectomía respetándole, por lo menos, los labios vaginales. A los hombres también los circuncidan. En realidad esto es así en toda Etiopía, cristianos coptos incluidos. Los Mursis también se rapan desde la cabeza a los pies porque les repugna el vello.

Según los antropólogos que los han podido estudiar de forma adecuada, los Mursi son muy cerrados, herméticos, casi impenetrables. Los misioneros que han querido convertirlos han fracaso en su tarea, al igual que el gobierno y alguna que otra misión humanitaria.
Sólo admiten ayuda en forma de alimentos, especialmente maíz, y con el poco dinero que sacan a los turistas y algo de miel que venden, compran fusiles y municiones para enfrentarse con sus vecinos.

Realmente no sé si esto es bueno o malo, pero de lo que sí estoy segura es que mantienen a ultranza sus tradiciones, su devoción a las vacas, sus ceremonias, sus creencias, su escala de valores (lo único que han cambiado es la lanza por el Kalashnikov) y sus características mujeres (las más hermosas del mundo…).

Adieu!.

14 comentarios:

Mel Blanc dijo...

Hola: es un placer haber descubierto este blog tan interesante. Si nos permiten, vamos a pasar seguido a leer y a comentar (soy un fanático de la divulgación científica, de manera que estos temas me resultan apasionantes, la mayoría). Saludos!

orvalho do ceu dijo...

Olá,
Passo para agradecer a sua visita ao meu Blog, ofertar-lhe um selinho feito exclusivamente para meus seguidores pelas 30.000 visitas e dizer-lhe meu muito obrigada pelo carinho e amizade.
Nosso trabalho honesto como blogueiro(a) engrandece o nome do nosso Criador.
Tenha excelente fim de semana!!!
Bjs

Carmén dijo...

Que impresionantes las fotos!!!!!!.
Yo tampoco se si esta bien o esta mal, es asi su cultura, yo no juzgo a nadie.
Me gusto mucho el post!. Gracias!!
Un beso!

Lucas Paternal dijo...

NO-LO-PUE-DO-CRE-EERRRRRRRRRRRRRRR. SON UN FLASH LOS LABIOS DE ESTAS MUJERES. VOY A TENER PESADILLAS TODO EL FIN DE SEMANA!!!.

Marilyn Foes dijo...

Afortunadas las mujeres pobres de esta tribu,aunque me imagino pasaran preguntandose porque no son ricas, porque no pueden llevar un hermoso plato en su boca y ser tan valiosas!
Por eso es bueno ser pobre :)

Agustina Tula Saborido dijo...

Hola Mel Blanc!, un placer tenerte con nosotros!! muchas gracias por tu comentario!, y te esperamos!!!. Abrazo.

Agustina Tula Saborido dijo...

Orvalho do ceu:
Que hermoso caniche que tenes en la foto!!!, nosotros tenemos 3 (Wilson, Frida y Mckee -su hijo-). Muchas gracias por tu comentario!, y también te deseamos un muy buen fin de semana!!!! Cariños.

Agustina Tula Saborido dijo...

Carmen:

Si, las fotos son algo impresionantes, pero realmente maravillosas.
Si queres ver más te recomiendo el archivo de la revista LIFE en donde hay fotos increibles, te paso el link http://www.life.com/image/first/in-gallery/35332/ethiopias-vanishing-tribes

Un fuerte abrazo

Agustina Tula Saborido dijo...

Lucas Paternal:

Es cierto, son impactantes. Igual pensa que el plato que utilizan las Mursis en los labios son comparables a los implantes que las mujeres de nuestra sociedad se ponen en los pechos...(mientras más grandes, mejor...igual que los platos de ellas). Te mando un abrazo!!!

Agustina Tula Saborido dijo...

Marilyn Foes:

jaja, muy cierto Marilyn!!, muy cierto!!!. Te mando un cariño enorme!.

OPin dijo...

Me maravilla la claridad y el poder de síntesis con que planteas tus post. El tema es sumamente interesante y es común que se abran juicios de valor sobre las costumbres milenarias de estos pueblos.
Has mantenido la mirada exacta sin abrir ningún juicio ni expresar prejuicios.
Mis felicitaciones.

Agustina Tula Saborido dijo...

Estimado Opin:

Que alegria me dio leer tu comentario... Te lo agradezco muchisimo, realmente...
Te mando un fuerte abrazo, y nuevamente gracias!.
Agustina

María Eugenia Mendoza dijo...

He recordado un libro que veía en mis días de infancia llamado "Las razas humanas", en donde aparecían fotos semejantes a las que reproduces. Es difícil entender los conceptos de belleza basados en todas estas deformaciones, sin embargo, todo es cultura. Una vez más, muy interesante esta aportación cultural.
Un abrazo.

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Muy buena información! Realmente muy interesante.

Saludos!