30.8.10

4

votar

El Conventillo "Varieté": Se armó la gorda

¿Cuántas veces hemos pronunciado la frase “se armó la gorda” para referir, o insinuar, algún hecho o advenimiento importante?. Seguramente varias, pero acaso… ¿sabemos cuál es su origen?.

La revolución unionista de 1868 que derrocó a Isabel II, reina de España, fue conocida popularmente con el sobrenombre de La Gorda, aunque a pasado a la historia como La Gloriosa.
En la revuelta, que venía planeándose desde hacía bastante tiempo en diferentes puntos del país, el Ejército de la Marina jugó un destacado papel. En este sentido, el levantamiento fue iniciado por la escuadra del Mediterráneo, y se eligió la ciudad de Cádiz como el punto de reunión de los cabecillas. Allí debían desembarcar los mandos deportados en Canarias y el principal jefe de la sublevación , el general Prim.

Isabel II
Todo este movimiento de tropas y altos cargos militares conspirando era, aparentemente, ajeno a la reina, que , mientras tanto, veraneaba tranquilamente en el pequeño pueblo vizcaíno de Lequeito. Sin embargo, ante la precaria situación política, los rumores callejeros previos a los pronunciamientos de los generales Prim y Topete daban por hecho que se iba “a armar la gorda”.
Así, cuando los pronósticos se confirmaron, la frase cobró todo su vigor. Con el tiempo, su significado fue ampliándose para aludir a cualquier acontecimiento de gran repercusión.

De yapa: FUCK

En la antigua Inglaterra la gente no podía tener sexo sin contar con el beneplácito del Rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real, claro está). De esta forma, cuando las personas querían tener un hijo debían solicitar un permiso-autorización al monarca, quien les entregaba una placa para que colgaran en la puerta de sus casas mientras tenían relaciones sexuales.
La mencionada placa decía lo siguiente: “Fornication Under Consent of the King” (F.U.C.K.).



Adieu!.

Para seguir leyendo:
-El Conventillo Varieté: El nombre de los huracanes
-Costumbre Museística: Las cábalas de fin de año
-El Conventillo Varieté: El origen de la palabra Kamikaze

4 comentarios:

Suky Snoobs dijo...

¡Oh! increíble,jamás hubiera imaginado de donde provenía la mentada grosería anglosajona.Sonora carcajada que me hizo brotar el descubrimiento de tal palabrita.Magnifico post.

Diego Ariel Vega dijo...

Mirá vos, sabía lo del permiso del monarca para las intimidades de sus súbditos, pero desconocía la otra frase. Pensaba que provenía de una sarta de improperios de Ana María Giunta encolerizada o de una tropa del Doctor Cormillot que se preparaba para la batalla empuñando tenedores...

Verdeluna dijo...

me encantó tu blog...

Verdeluna dijo...

me encantó tu blog... :)