29.7.10

4

votar

Objeto Museístico: La navaja Victorinox

Los astronautas de la NASA la usaron para reparar un horno reflector en el laboratorio espacial; un montañista del Monte Everest para salvar su vida; un médico canadiense para realizar amputaciones en Uganda, un carpintero para tallar 5 juegos de ajedrez y MacGyver para salvar a los buenos. Si señoras y señores, la cosa es clara, aquí de Victorinox se trata.

Símbolo de ingenio, fiabilidad y calidad, las navajas del ejército suizo encierran una historia llena de valores y experiencias digna de colección.

Dada la crisis económica y política que atravesaba Suiza, en 1891 el cuchillero Karl Elsener, hijo de un sombrerero, abrió un taller de cuchillería , en Ibach-Schwyz, una localidad de Suiza Central, con el objetivo de crear puestos de trabajo para sus compatriotas y fabricar una navaja especial para que los soldados pudieran abrir alimentos enlatados y desmontar rifles. Así pues, la primera actividad de la fábrica fue la creación de la "Navaja del Soldado", que incorporaba una cuchilla, un destornillador para el rifle, un abrelatas para los víveres y un sacabocados para las sillas y arneses de cuero. Actualmente sigue estando en uso entre los soldados suizos.

Elsener, en un principio, tuvo varios inconvenientes para mantener en pie su taller. Perdió dinero en su primer contrato con el ejército y sus colegas cuchilleros lo abandonaron para trabajar en una empresa industrial alemana que las fabricaba más baratas. En la lucha para no cerrar las puertas de la fábrica, Karl vio desvanecer todos sus ahorros, pero sus familiares lo ayudaron y entre todos evitaron la quiebra.
Elsener desarrolló y fabricó la "Navaja del Oficial" (más ligera, elegante y con más funciones que su antecesora). La registró el 12 de Junio de 1897 y aunque esta navaja no se incorporó al equipo oficial del ejército suizo, tuvo un éxito inmediato y fue adquirida por los oficiales de forma particular.
En 1909 muere Victoria, la madre de Karl, y en memoria de ella utilizó su nombre como marca de fábrica. Cuando el acero inoxidable, inventado en 1921, comenzó a utilizarse, la marca añadió el "Inox", designación internacional del acero inoxidable, a “Victoria”, resultando de esta unión la firma "Victorinox".

Con los años, los descendientes de Karl, con un espíritu alegremente innovador, añadieron funciones y mejoraron el sistema de fabricación. Existen más de 100 modelos distintos, tan cargados de artefactos inteligentes que la gente de la “Swiss Army Knife” ha perdido la pista de quién inventó cada cosa (dar crédito por alguna innovación es una nimiedad si lo comparamos con el hecho de conservar la armonía en el taller. Con un personal de 960 trabajadores, Carl, el nieto octogenario de Elsener, se enorgullece de que la compañía nunca haya tenido conflictos con sus empleados desde que él está al frente).


En fin, Karl Elsener jamás imaginó que las navajas que suministraba a los soldados suizos perdurarían por décadas y décadas, y mucho menos que fueran utilizadas por millones de personas en todo el mundo, no porque fueran artículos de mala calidad, si no porque el objetivo era, en un principio, ayudar a su país.

Para celebrar su 126 aniversario, Victorinox emprendió un viaje intercontinental para compartir el espíritu aventurero y pionero con el cual la marca ha evolucionado desde sus inicios como cuchillería.
Desde el 1 de junio pasado, el autobús “Victorinox” recorrió 18 ciudades europeas: París, Burdeos, Madrid, Barcelona, Marsella, Lyon, Ginebra, Basilea, Zurich, Lugano, Milán, Viena, Múnich, Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Bruselas y Londres.



Los viajes ofrecieron a los espectadores y consumidores distintas oportunidades para descubrir los productos Victorinox y para conocer más sobre la historia de la marca. Operaciones de promoción, citas con los medios de comunicación, oportunidades de participación para bloggers y presentaciones privadas para la prensa animaron el “road show” en cada ciudad.

Hoy, el autobús termina la gira en Londres. Por ese motivo, si a usted le gustan las grandes historias y tiene la suerte de poder acercarse al lugar seguramente el desvío valdrá la pena.


Adieu!.

Para seguir leyendo:
-Objeto Museístico: Guitarra Gibson Les Paul
-Objeto Museístico: El torno dental
-Objeto Museístico: La heladera

4 comentarios:

mrpink dijo...

fantásticas, las vitorinox, llevo (una mini en el llavero y una normal en el coche)

salu2

ARI dijo...

Gran post, yo también llevo una mini desde hace tiempo siempre conmigo en el bolsillo y en muchas ocasiones le he dado un uso práctico.

navajas Victorinox dijo...

Me gustan mucho las navajas de la marca victorinox! son geniales!

Saludos
Pablo

Anónimo dijo...

I don't create many remarks, however I looked at a few of the remarks here "Objeto Muse�stico: La navaja Victorinox". I do have a couple of questions for you if it's allright.
Could it be only me or do some of the remarks appear like
they are left by brain dead people? :-P And, if you are posting at other social sites, I'd like to follow you. Would you list of the complete urls of your social networking sites like your twitter feed, Facebook page or linkedin profile?

Check out my webpage news release