3.6.10

8

votar

Personaje Museístico: Maurice Béjart

"Se puede olvidar todo, pero el arte queda, es universal: son perennes la música de Mozart, la arquitectura de civilizaciones anteriores, la pintura de maestros como Da Vinci. La danza es como la relación que se establece entre padres e hijos. Es un legado que recibimos de los que nos antecedieron y así seguirá comunicándose, de una generación a la otra. Nunca morirá, aunque los progenitores desaparezcamos." (Maurice Béjart).

Fue posiblemente el coreógrafo más brillante de su generación. A pesar de no haber sido un hombre adorado mundialmente, su increíble aura ha tenido un enorme impacto. Contaba con un gran número de seguidores en Europa, sobre todo entre la juventud.Sus obras han sido inspiradas por diseñadores como Versace (Bolero para Giani) con el que trabajó durante 12 años, o por cineastas como Fellini (Ciao Federico). Pero ante todo son las reflexiones y lecturas del filósofo Friedrich Nietzsche las que más influyeron en su carrera y en su vida personal, pues al igual que su padre, Gastón Berger, el coreógrafo fue, además, doctor en filosofía. La asociación con el pensamiento del filósofo alemán dieron a luz a Orphée, Neuvième Symphonie, Ce que l'amour me dit, Messe pour le temps présent y Zarathoustra.

Maurice Jean Berger, así su verdadero nombre, descubrió la danza a la edad de 14 años, cuando su médico se la recomendó debido a su delicada constitución física, y la estudió en París y Londres, donde inició una incierta carrera como bailarín con el nombre que daría la vuelta al mundo en 50 años: Maurice Béjart (aquellos años de aprendizajes y perfeccionamientos fueron los que Béjart sobrevivió trabajando esporádicamente y ganando poco. En algunas oportunidades encontró una salida ocasional ingresando en la troupe sueca de Birgit Cullberg, incluso como residente en la Ópera de Estocolmo).

Béjart, siempre fiel a la técnica clásica, a la que respetó como la base de las bases, se lamentaba de que el ballet clásico estaba "aislado de las masas" y, animado por el crítico Jean Laurent, pronto estableció sus propias obras. En Londres y Estocolmo consolidó su trayectoria como intérprete y fue en la capital sueca donde crearía su primer trabajo coreográfico, una versión de El pájaro de fuego, para televisión, en 1950. De regreso a la Ciudad Luz funda el Ballet Teatro de París y desarrolla un trabajo experimental con las nuevas sonoridades de la música electroacústica de Pierre Henry y Pierre Schaeffer, estrenando piezas como Sinfonía para un hombre solo y Alto voltaje. Pero ese estilo físico, carnal y sensual encontró resistencia en los círculos tradicionales de París, por lo que decidió trasladarse a Bruselas, Bélgica, en 1959, donde el público, que recibió extasiado su versión del "Rito de la primavera" de Igor Stravinsky, se postraba definitivamente a sus pies.La consagración de la obra hizo que Béjart fundara en la capital belga el Ballet del Siglo XX, una de las compañías más trascendentes de esa centuria, y que dirigió hasta 1987, fecha en la que creó el Béjart Ballet Lausanne en la ciudad homónima suiza.

Pionero del concepto "espectáculo total", Béjart sacó la danza de los escenarios convencionales y la llevó a palacios de congresos, estadios de futbol y grandes plazas públicas. Su audiencia competía en número con los partidos de beisbol o los mega-conciertos de música pop. Con el gran coreógrafo, el típico tutu de bailarina se transformó en leotardo, el jean invadió el escenario y la supremacía del cuerpo se afirmó en las tablas. No tenía nómina de primeros bailarines…pues la estrella era, precisamente, toda la compañía; coexistían cristianos, islámicos, hinduistas, africanos, asiáticos, europeos y latinoamericanos; con ella bailaron la brasileña Marcia Haydée, la rusa Maya Plisétskaya, la estadounidense Suzanne Farell, la cubana Alicia Alonso, el italiano Paolo Bortoluzzi, el francovietnamita Eric Vu Ann y el danés Peter Schaufuss. Cada una de las obras producidas por aquel entonces, muy diferentes a las actuales, hicieron avanzar la danza a pasos agigantados, y con ellas la concepción que el público tenía del movimiento.

Un largo etcétera no sería suficiente para medir la amplitud de su monumental obra. La historia jamás olvidará su magistral Bolero, interpretado por el magnífico Jorge Donn, con quien formó también pareja afectiva.

Su relación con el temperamental bailarín argentino fue de las más complejas, y también por eso de las más fértiles que cultivó el coreógrafo.Donn, que murió de sida a los 45 años en los brazos de Béjart, fue su inspiración y cómplice, la plenitud de sus emociones y el sentimiento de la fragilidad de todo lo que de verdad merece vivirse…

Sin lugar a dudas, Béjart es y será un monstruo sacrosanto de la danza que tiene en su vitrina coreográfica algunas de las mejores joyas de la danza escénica universal.

Una de sus grandes enseñanzas está resumida en una frase que él mismo creó y que define lo que es la danza para él: “Un minimum d’ explication, un minimum d’ anecdotes, et un maximum de sensations” (un mínimo de explicación, un mínimo de anécdotas y un máximo de sensaciones).


Adieu!!.

Para seguir leyendo:
-Personaje Museístico: Esther Williams
-Personaje Museístico: Nadia Comaneci
-Museo de la familia Von Trapp

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Museóloga: queria comentarte que el 28 de febrero es el Día del bailarin en honor a Jorge Donn (es la fecha de su nacimiento).

Muchas gracias por recordar a este gran filósofo de la danza. Cuanta nostalgia me ha traido este articulo... has logrado que desempolve algunos maravillosos recuerdos.

Una entrada muy emotiva para los que adoramos al maestro Béjart.
Irene

Ignacio Reiva dijo...

Hombre increíble que creyó como nadie que el hombre es esencialmente ritmo. Un gran beso.

Suky Snoobs dijo...

Hola,gracias por incitarme e publicar de nuevo algo en mi blog,no tenía mucha idea de que quería poner,al final me decidí por insertar una canción de una banda que me agrada.Los líderes de esta agrupación son argentinos(vocalista y trompetista,creo que solo ellos sino me equivoco)además de integrantes de origen chileno y por supuesto mexicanos.Es un poco sorprendente que este grupo tenga gran aceptación entre los jóvenes aquí en México y,digo sorprendente por el simple hecho de que el sonido que tienen no es muy usual(tal vez ahí radica su éxito)combinan blues,jazz,tango dada la formación de los integrantes y más ritmos que no alcanzo a detectar o,que no conozco.Espero les guste la banda,si buscan por youtube se darán cuenta de que tienen canciones populares argentinas.
Saludos.

Rolalola dijo...

Que bellas sensaciones dejan las vidas que son historia... =)))

Anónimo dijo...

Que maravilla este blog, quede impresionado porque la mayoria de los blogs son un desastre. Cai de pura casualodad buscando unas fotos y ahora voy a regresar para leer los posteos. La felicito Agustina
Juan Ignacio.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Sobre este tema no tengo mucho conocimiento; el texto me ha descubierto un mundo interesante. He disfrutado también con la entrada anterior. Saludos

Indigente Iletrado dijo...

Bueno, ya tengo sobre qué buscar información o revisar videos el resto del domingo.

Se agradece.

KhaLina K dijo...

Hola! Estoy muy contento de hablar con usted!
Yo soy un fan de Jorge Donn. Yo colecciono sus fotos y videos. Si no son difíciles, podría por favor enviarme una fotos de Jorge Donn en mi dirección de correo electrónico: knynska@yandex.ru ? Le estaría muy agradecido!
Te lo suplico, ayúdame!
Le saluda atentamente, Halina