16.11.09

10

votar

El Conventillo "Gourmet": Mermelada inglesa de naranja


En la tradición culinaria inglesa, las “marmalades” ocupan un lugar relevante en sus comidas (tanto es así que no conciben su gastronomía sin ellas). Entre sus favoritas se encuentra la de naranja, que de acuerdo con la receta original de finales del Siglo XVIII debe ser con naranjas amargas (actualmente se la combina con distintos licores, jengibre y hasta wisky).
El delicioso sabor amargo de esta mermelada (proporcionado por la piel de la naranja) es ideal para acompañar distintos platos de carnes, y desde ya, panecitos de manteca tostados, scones y galletas.

Si les resulta complicado conseguir la mermelada original, hay varias tiendas “delicatessen” que elaboran, de forma artesanal, estas deliciosas mermeladas de antaño, con el mismo aroma, sabor y consistencia que las inglesas.


Según los historiadores gastronómicos, el origen de la mermelada tiene varias teorías. La primera de ellas cuenta que la mermelada tuvo lugar en la época de los romanos. En aquellos tiempos se comenzó a conservar la fruta añadiéndole su peso en miel (primer edulcorante natural) y haciéndola hervir hasta que tuviera la consistencia deseada. Tuvieron que pasar varios siglos para que, con la llegada de los árabes a la península ibérica, se introdujera en Europa el azúcar de caña y el algarrobo, con cuya semilla se realizó una harina que ayudaba a espesar. Los árabes añadían a la fruta su mismo peso en azúcar y una pizca de harina de algarrobo y la mantenían en el fuego hasta que obtenían la densidad deseada. Otra versión relata que la mermelada fue creada en 1561 por el médico de Mary, Reina de Escocia, para evitar que esta se mareara. La receta era una mezcla de naranjas con azúcar molida. Por último, la tercera versión dice que fue la escocesa Janet Keiller quien elaboró, en 1790, el primer lote de mermelada. Esta mujer, esposa de un marinero, decidió hacer negocio con un saco de naranjas machucadas que su marido le había traído de Sevilla (el “citrus aurantium”, es una variedad más amarga de naranjas que se importaba desde España). Los ingleses adoptaron rápidamente la receta y se subieron al podio nacional de las mermeladas (aclaración: no debe confundirse la mermelada con la confitura. El sitio web gastronómico de la BBC precisa lo siguiente: “Según la ley europea, el término "mermelada" solo puede atribuirse a los productos fabricados a partir de cítricos. En caso de utilizar otra fruta debe denominarse "confitura").


La palabra “mermelada” también tiene más de un origen. Algunos dicen que es una derivación de “Marie est malade”, que en francés significa “María está enferma”. Sin embargo, la mayoría de los historiadores concuerdan en que esta teoría no tiene fundamento (la palabra marmalade aparece por primera vez en documentos que datan de 1480, fecha anterior a la Reina Mary) y que, en realidad, la palabra proviene del portugués marmelo (membrillo), fruto que originalmente utilizaban para la preparación de la mermelada (seguramente, algo de verdad habrá en las dos versiones ya que en la Edad Media, Inglaterra y Portugal tenían unos fuertes lazos comerciales y en un principio la palabra portuguesa se pudo haber importado al inglés. En esta época, la mermelada se volvió muy popular entre los reyes y los nobles. Tal es así que las crónicas de los magníficos festines que ofrecía Luis XIV dicen que luego de las comidas se servían mermeladas y jaleas en platos de plata. Estas delicias de Versalles eran elaboradas con frutas de los jardines e invernaderos del rey).

Sevilla llena de naranjas (por Manu Galindo).

Otros países, como Francia y España, también son amantes de las "confiture" de todo tipo. "La cultura es como la confitura, cuanto menos se tiene, más se exhibe" rezan los franceses. Desde ya este no es el caso de Europa, ya que la cultura es mucha y las increibles recetas aún más. Además de su típico panecillo con mantequilla y mermelada, los franceses saborean sin culpa los riquísimos fuagrás acompañados de confitura de higo. Los españoles, por su parte, degustan el membrillo acompañado de un buen queso manchego.


Actualmente, la mermelada más cara del mundo cuesta unos 1700 euros y fue hecha para celebrar el 125º aniversario de sus fabricantes, la firma británica F. Duerr & Son.
Esta mermelada lleva láminas de 24 quilates de oro comestibles, champagne Pol Roger Cuvée Sir Winston Churchill de 1996 (Winston Churchill, era no solo un amante de la mermelada, sino que además solía acompañar sus desayunos con un trago de Pol Roger.“En la hora del triunfo, me lo merezco. En la derrota, lo necesito”, solía explicar el político conservador) y whisky Dalmore 62, de la casa Whyte & Mackay de 60.000 dólares la botella. Untar una tostada cuesta, aproximadamente, 110 euros.
El director gerente de la empresa fabricante, con sede en Manchester, Mark Duerr, calificó el producto de “increíblemente delicioso”. “Lo probamos por primera vez en una reunión de la dirección y a todos nos produjo asombro. La presencia del whisky se nota inmediatamente, pero el champán es más sutil”, explicó.
El proyecto inicial de la empresa era fabricar un solo kilo de esa mermelada y subastarlo en internet para recaudar fondos a favor de una organización benéfica de Manchester. Sin embargo, el director de la empresa se sintió tan pero tan asombrado por el exquisito sabor de la mermelada que tuvo la maravillosa idea de comercializarla, aunque, según él, con ingredientes “algo menos” sofisticados.


Antes de terminar, quiero agradecer a Joselop44 el premio "Blog Vip" que nos otorgó en su excelente blog "Age quod agis". En nombre de todo "El Conventillo", muchas gracias José! (si dejaras de escribir, nosotros también extrañaríamos mucho a tu blog).



Adieu!.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Por las mañanas preparamos tostadas y las untamos con mermelada de naranja (la preparo yo misma y a mi marido le encanta!).
Hermosa la foto de Sevilla regada de naranjas...siempre nos deleitas con tan hermosos detalles.
Agustina, que Dios te bendiga.
Besitos
Dora.

Anónimo dijo...

María Cristina dijo;
Cuando era maestra villera y el cura nos traía naranjas ,en la cocinita de la escuela de la villa con las porteras solíamos preparar mermelada Entonces , luego teníamos olor a las naranjas en las manos y en el guardapolvo y había ese perfume tan particular que la naranja despide cuando se está convirtiendo en mermelada.
Me gustaría enviarte algún día una foto de una calle de mi pueblo que es el mismo pueblo en el que creciste y en el que crecen junto a la vereda naranjos amargos y que cuando eras pequeñita me pedías te llevara a caminar por la calle de los naranjales silvestres.
Aún la calle se sigue cubriendo de ese color y de esos frutos cuando el viento sacude las ramas cargadas de naranjas.
Que caen.
Como soles.
Y yo sigo caminando por la misma calle empedrada donde quedó este recuerdo que te envío después de leerte.
Tu madre

Agustina Tula Saborido dijo...

Dora:
Gracias Dora por tus hermosas palabras, siempre me emocionan. Un abrazo muy especial.

Madre:
Mierda, casi me haces llorar!!
Te amo profundamente.
Tu hija...

Dirty Clothes dijo...

¿A que no sabes de qué me ha entrado antojo al leer tu entrada? Pero de la barata, qeu seguro no tiene nada que envidiarle a la de 1700 euros ;P

dirty saludos¡¡¡¡

Anónimo dijo...

La de naranja no me gusta. Es muy amarga (o muy barata) la que probe.Salvo la de frutilla, prefiero el pan con dulce de leche.
me gusto la diferencia entre confitura y mermelada, pero para ser sincero, no me veo pidiendo una "confitura de durazno" :)))
Buenisimo el post de la silla electrica (muy chanta el yanqui, pero me hizo reir).
Pablo

Chesana dijo...

De siempre me ha gustado la mermelada de naranja amarga... y eso que no soy golosa, pero claro, la del supermercado. Y si esa está buena, cómo debe estar la que describes!. De todos modos lo de las láminillas de oro... como que sobra, no?.

joselop44 dijo...

Es algo muy merecido. Me he quedado con gana sde hacerme un tostada con mantequilla y mermelada.
Saludos

Златина dijo...

Delicious! :)

scrapbook dijo...

i wish i could read it the post because the jelly looked just tooo enticing .... xx

Blog de Paco Piniella dijo...

Qué blog más curioso!