8.10.09

10

votar

Objeto Museístico: Torno Dental




Hace unos días me aqueja un fuerte dolor de muelas. Fui al odontólogo y, antibiótico de por medio, creo que esta noche voy a poder dormir bien (eso sí, en unos días tengo que despedirme para siempre de la muela en cuestión).
Jamás fui una gran habitué del dentista. El ruido del torno y las anestesias locales me ponen “un tanto” nerviosa (y gracias a este “nerviosismo” hoy tengo la cara tan hinchada que parezco un globo). En fin, pasemos a lo nuestro.


Torno dental de pie S.WHITE (siglo XIX)

Desde tiempos inmemoriales, las personas se han preocupado por la limpieza y el cuidado de sus dientes y desde que el hombre empezara a diseñar y construir herramientas, se han realizado diversas acciones tanto para disminuir o eliminar los daños de la enfermedad dental, como para modificar la estructura dentaria principalmente por motivos estéticos y mágico-religiosos. De esta forma y en una demostración más del ingenio del hombre (así como de su capacidad para provocar y soportar dolores atroces) los investigadores han descubierto que el torno dental se remonta a miles de años atrás. Los dentistas primitivos perforaban los dientes de pacientes vivos entre el 7000 y el 5500 a.C. En un cementerio de Pakistán se encontraron, por lo menos, nueve cráneos con 11 perforaciones de torno (las piezas dentales perforadas eran molares). "Eran orificios perfectos, parejos", dijo David Frayer, profesor de Antropología en la Universidad de Kansas. Los investigadores descubrieron que se usaba un pequeño arco para introducir tornos de pedernal en los dientes. El autor del estudio, Roberto Macchiarelli, antropólogo en la Universidad de Poitiers, Francia, y sus colegas simularon el procedimiento en dientes humanos sueltos, que lograron taladrar en menos de un minuto. "Sin duda era sumamente doloroso para el paciente", dijo Macchiarelli.

Si hablo de tornos dentales, desde ya tengo que hablar también de la Odontología (que de por sí tiene una historia muy interesante).




La Odontología se inició en el año 3000 a. C. con los médicos egipcios que incrustaban piedras preciosas en los dientes. Tres siglos después, en China, se utilizará la acupuntura para tratar el dolor asociado a las caries. En el 700 a. C., los etruscos y los fenicios utilizarán bandas y alambres de oro para la construcción de prótesis dentales. En las bandas se colocaban dientes extraídos en el lugar en que no había dientes y, con los alambres, éstos eran retenidos en la boca. Además, fueron los primeros en utilizar material para implantes, tales como el marfil y las conchas de mar. Hay que mencionar al pueblo maya que utilizaba incrustaciones de oro, piedras preciosas o minerales, para la restauración de piezas dentales (no solo por estética sino también por ornamentación). Posteriormente, los incas y los aztecas tomaron los métodos de los mayas para la reconstrucción de piezas dentales.



Una de las primeras protesis dental Etrusca (siglo V a.C)


Las primeras escuelas médicas griegas surgieron en el siglo VI a. C. Llegaron a ser famosas las de Cirene, Rodas y Cos. En el periodo helenístico destacó, entre todas, la escuela médica de Alejandría. En estas primeras escuelas la enseñanza era libre y remunerada, y se establecían lazos estrechos entre discípulos y alumnos; una muestra de ello quedó reflejada en el Juramento Hipocrático (Hipócrates está considerado como el padre de la medicina. Sus teorías sobre la enfermedad fueron las primeras al respecto y se basaban en la observación. Hipócrates y Aristóteles escribieron sobre ungüentos y procedimientos de esterilización, usando un alambre caliente para tratar las enfermedades de los dientes y de los tejidos orales. También estudiaron la extracción dental y el uso de alambres para estabilizar fracturas maxilares y ligar dientes perdidos).
En la Edad Media (siglos V a XV) hay que mencionar, en relación a la Odontología, a Bernardo de Gordon que introdujo la teoría del aflojamiento de los dientes, a Guy de Chauliac que estimuló la higiene dental y señaló que la caries tenía tres fases; producción de dolor, producción de dolor sin estímulo externo y flemón, y a Giovanni Da Vigo que fue uno de los primeros en realizar obturaciones con hojas de oro.
Durante el Renacimiento aparece el primer texto referido a la Odontología que será de Charles Allen:”The Operator for Teeth”.
En los siglos XVIII y XIX Fauchard (un cirujano menor que alcanzó el éxito en París) es el autor más importante de la Odontología.. En su obra “Le Chirrurgien dentiste out des dents” define todas las enfermedades y casos clínicos, el instrumental quirúrgico, las operaciones a realizar, prótesis, consejos sobre higiene dental y enfermedades periodontales. En este libro aparece por primera vez el dentista tal y como lo conocemos hoy. Fauchard está como considerado el padre de la Odontología, aunque en este periodo destacan otros autores como: Pfapp que en 1756 describió un método para impresiones con cera que después eran vaciadas con yeso, Chamant que en 1792 utilizó un proceso para hacer dientes de porcelana, Bunon que será el primero en hablar de Odontología en la Universidad y definió la enfermedad que hoy se conoce como hipoplasia del esmalte, Mouton que será el primero en utilizar coronas metálicas de oro, Bourdet que se dedicó a la Ortodoncia y Heistel que explicó la fisiología de la masticación.
En 1800 se comenzaron a utilizar las incrustaciones de porcelana, en 1815 se comenzaron a utilizar los fluoruros para la prevención de caries y en 1844 se empezaron a fluorar aguas potables para reducir las caries. Pero no fue hasta el siglo XIX, con la invención de los principios de la amalgama, cuando se empezaron a tener bases científicas sobre los materiales, principalmente porcelana y oro.
En 1863 fue inventado el torno dental por George Harrington (adapto un mecanismo de un reloj a cuerda para lograr que una pequeña mecha girara alrededor de 2 minutos).
En 1890 el Odontólogo americano Willoughby Miller describió, por primera vez, las bases microbiológicas de la caries dental, lo que sirvió para hacer una llamada de atención sobre la prevención dental y abrió el camino a las compañías dedicadas al cuidado oral para comerciar con productos de cuidado oral en el hogar. Poco después Wilhelm Roentgen descubre la radiación X., y G. V. Black estandariza la preparación de cavidades y el proceso de manufactura de rellenos en plata.
En 1895 es descubierta, por Roetgen, la radiología intraoral (por ello recibió el premio Nobel de física). Otros pioneros en radiología dental fueron: Walkhof, que realizó la primera radiografía dental de la historia; Morton, que realizó la primera radiografía dental en EEUU (en un cráneo); Kells, que realizó la primera radiografía dental en EEUU (en un paciente vivo); y Rollins, que escribió el primer texto sobre los peligros de la radiación X.

Bueno, esto es todo.
Me despido hasta la próxima (el antibiótico esta haciendo efecto, y como ya casi no tengo dolor, me voy a dormir!).
Salud!.

Dedicado a Silvia "Pichi" Tomasino.

10 comentarios:

joselop44 dijo...

Muy interesante la entrada. Pero no he podido evitrar recordar los malos momentos jajaja
UN abrazo.

PRINCESS LAURA LIS dijo...

Hola Agustina! tu blog me encanta, es interesante, a la vez que entretenido. Ya te digo, has dado en el clavo para que sea una fiel seguidora.Tienes uno de los blogs más interesantes que he leido últimamente. Gracias por compartir tanta información.Besos!

Rodolfo Cuevas dijo...

Agustina:
Tu weblog, además de ser entretenido, es muy instructivo e interesante en su contenido. Te juro que me ha gustado bastante, sigue adelante, amiga... !Ah¡ Muchisímas gracias por pasar por mi blog. Prometo visitarte siempre...
Desde aquí, de Santo Domingo, un saludo afectuoso.

Cris dijo...

Hola wapa,
Me he sentido identificada con el tema, yo también he estado de visita al dentista últimamente.

Gracias por pasarte por mi blog.

Un abrazo

trasgu dijo...

Me encanta tu blog, muy divertido, seré una fiel seguidora, gracias por pasarte por mi blog, desde Málaga
un abrazo

Anónimo dijo...

Maestra del conurbano:
Seguimos tu blog porque es didáctico y además muy informativo respecto de muchos temas que debemos tratar en el aula con los chicos que tenemos a cargo.El otro día la mamá de un alumno a la que le faltan varios dientes por problemas de desnutrición me dijo que leía tu blog y que se había enganchado con la forma en que explicás lo que es común a quienes no tienen posibilidad de comprar por ejemplo un diario que les informe y que está aprendiendo mucho.
Te felicito, por esa manera de llegar a todos y que el mensaje sea claro y preciso.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¿Acaso nosotros te hicimos daño y esta es una cruel venganza?. ¿Por qué hablar detalladamente, nada más y nada menos, que del temido y odiado torno?, ¿por qué hacerlo en un día tan lindo como el de hoy?... ¿¿por qué, ah??
Si esta noche tenemos pesadillas, con tornos y pinzas, ten por seguro que iremos a destaparte los pies... ¡¡sólo para "devolverte gentilezas!!
Te dejamos saludos.

Mathilde dijo...

Aïe madré mia !!!
Si nous sommes encore quelques fois des cobayes pour les médecins, nous avons plus que de la chance de connaitre de nouvelles technologies et techniques un peu moins barbares mais qui risquent aussi de paraitre barbares d'ici 200 ou 300 ans !
Mais nous n'avons pas d'autres choix !
Bien à vous.

Agustina Tula Saborido dijo...

Les pido disculpas por el retraso para contestar este post.
Muchas gracias a todos por sus comentarios, me han puesto muy contenta. Espero que nos sigan acompañando.
Un saludo muy afectuoso a todos, y para la próxima prometo contestarles a cada uno de ustedes, como se lo merecen).

Anónimo dijo...

oye de que referencia bibliográfica sacaste la Historia de Odontología y la extracción dental.