13.9.09

12

votar

Objeto museístico: La torta de cumpleaños



Los domingos no posteo, pero hoy haré una excepción pues es el cumpleaños del amor de mi vida, mi compañero Mariano. Por tal motivo, y como no puede ser de otra forma, el tema de la fecha es: la historia del cumpleaños.

Las primeras celebraciones de cumpleaños tuvieron lugar alrededor de 3.000 a.C., y fueron las de los primeros faraones. Esta práctica comenzó después de unir el Alto y el Bajo Egipto. Dichas celebraciones consistían en brillantes fiestas en palacios y en las que tomaban parte sirvientes, esclavos, y hombres y mujeres libres. A menudo, se ponía en libertad a presos de las cárceles reales.

Gracias a Plutarco, el biógrafo y ensayista griego del siglo I, sabemos que Cleopatra IV, última soberana de la dinastía de los Tolomeos, organizó una fastuosa fiesta de cumpleaños para su amante Marco Antonio, en la que incluso los invitados quedaron colmados de obsequios reales.
Los griegos adoptaron la costumbre egipcia de celebrar los cumpleaños, y a partir de los persas(los grandes reposteros de la Antigüedad) incorporaron un pastel especial. El escritor Filocoro de Atenas (340 a.C. – 262/261 a.C.) explica que los adoradores de Artemisa, diosa de la Luna y de la caza, celebraban el cumpleaños de ésta el sexto día de cada mes, preparando una gran tarta a base de harina y miel. Ciertos datos sugieren que el pastel de Artemisa pudo haber estado adornado con velas encendidas, puesto que las velas representaban la luz lunar, la irradiación de la diosa hacia la Tierra.
Los cumpleaños de las deidades griegas se celebraban con carácter mensual, por lo que cada dios era festejado con doce conmemoraciones al año. En cuanto a los mortales, los cumpleaños de las mujeres y de los niños se consideraban indignos de celebrarse, pero el del cabeza de familia se conmemoraba con un banquete.

Los romanos añadieron un nuevo matiz a las celebraciones del cumpleaños. Antes de comenzar la era cristiana, el Senado instauró la costumbre (todavía practicada hoy) de considerar los cumpleaños de los estadistas más importantes como festividades nacionales. En el año 44 a.C., el Senado aprobó una ley por la que el aniversario del asesinato de César se convertía en festividad anual, realzada por un desfile público, una sesión especial de circo, combates de gladiadores, un banquete vespertino y la representación de una obra teatral.

Con el ascenso del cristianismo, la tradición de celebrar los cumpleaños cesó por completo. Los primeros seguidores de Cristo creían que los niños que entraban en este mundo tenían manchadas sus almas por el pecado original de Adán, por tal motivo no había razón para celebrar el cumpleaños de nadie. Sin embargo, puesto que la muerte era la auténtica liberación y daba paso al paraíso eterno, el día de la muerte de cualquier persona merecía ser conmemorado con plegarias. Contrariamente a la creencia popular, eran los días de la muerte (y no del nacimiento de los santos) los celebrados y los que se convertían en sus “festividades”.
Había otra razón por la que los primeros Padres de la Iglesia predicaban contra la celebración de los cumpleaños. Ellos consideraban estas festividades, originadas entre egipcios y griegos, como reliquias de las prácticas paganas. En el año 245 d.C., cuando un grupo de antiguos historiadores cristianos trató de fijar la fecha exacta del nacimiento de Cristo, la Iglesia católica consideró sacrílega esta investigación, proclamando que sería pecaminoso celebrar el nacimiento de Cristo como si fuese un faraón.
Sin embargo, en el siglo IV la Iglesia empezó a modificar su actitud respecto a las celebraciones de los cumpleaños, e inició también serios estudios para determinar la fecha del nacimiento de Cristo. El resultado, desde luego, marcó el comienzo de la tradición de la Navidad. Con la celebración de la natividad de Cristo, el mundo occidental recuperó la celebración de los cumpleaños.
En el siglo XII, las parroquias de toda Europa registraban ya los nacimientos de sus habitantes, y las familias observaban tales fechas con celebraciones anuales. Con el tiempo, reapareció el pastel de cumpleaños, ahora coronado con velas.

La costumbre del pastel o la torta de aniversario fue observada durante breve tiempo en la antigua Grecia. Resurgió entre los campesinos alemanes en la Edad Media, a través de un nuevo tipo de celebración, una Kinderfeste, ofrecida específicamente a un niño o niña (Kind).
En cierto modo, esto señaló el comienzo de las fiestas infantiles de cumpleaños, y en muchos aspectos un niño alemán del siglo XIII recibía más atenciones y honores que sus coetáneos de los tiempos modernos. Una Kinderfeste comenzaba al amanecer. El niño agasajado era despertado por la llegada de un pastel coronado con velas encendidas. Estas velas se cambiaban y se mantenían encendidas durante todo el día, hasta que, después del ágape familiar, se despachaba el pastel. El número de velas era igual al de los años que cumplía el niño, más una, que representaba la «luz de la vida».

La creencia en que una vela simboliza la vida se encuentra a través de toda la historia. Macbeth habla de la vida como una «breve candela», y el proverbio advierte contra «quemar la vela por ambos cabos».
El niño o niña recibía también regalos y seleccionaba el menú para el banquete familiar, pidiendo sus platos predilectos. Nuestra costumbre de pensar un deseo y soplar las velas procede también de la Kinderfeste alemana. Las velas de cumpleaños debían apagarse con un solo soplido, y el deseo, en caso de convertirse en realidad, debía mantenerse en secreto(el folklore del cumpleaños alemán tenía otra costumbre que ya no se observa hoy en día. El “Hombre del Cumpleaños” era un gnomo barbudo que hacía unos obsequios adicionales a los niños que se habían comportado bien. Aunque este personaje nunca alcanzó la categoría de un Santa Claus (Papá Noel) a principios del siglo XX aún se vendían en Alemania muñecos que lo representaban.

Con respecto a la tan famosa canción “Cumpleaños Feliz”, es Estados Unidos quien la populariza. Supuestamente fue compuesta, a finales del siglo XIX, por las hermanitas Mildred y Patty Hill, y se canta hoy en día en diferentes idiomas a través del mundo occidental.
No puedo olvidarme de los hermosos y multicolores globos cumpleañeros: se dice que los primeros globos eran juguetes para los niños hechos de vejigas o intestinos de los animales, muchas veces llenados con agua. Los globos modernos fueron introducidos por el fabricante pionero de goma, Thomas Hancock.

Eso es todo por hoy, me voy a festejar el "Kinderfeste" de Mariano.
Feliz Cumple Papito.
Te amo (Nunc et in hora mortis nostrae. Amén)


Adieu!!!.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Mariano es elhombre que hace feliz a mi hija cada uno de los días que comenzaron a transcurrir desde aqueldía en que el destino los encontró.
Que puedan envejecer juntos(es mi deseo)
Para poder transitar sobre las hojitas de otoño que seguirán cayendo al paso delos años sobre ese sendero que han optado transitar amándose cuidándose y protegiéndose.
Feliz cumple Mariano.
M Cristina

Virginia dijo...

Interesante la información...
Felicidades Mariano!!!

Anónimo dijo...

¡Feliz cumpleaños¡
Contanos después como vinieron los regalos.
Muy buena la información.
Aníbal

Monikucha dijo...

QUE LA PASEN LINDO. UNA CONSULTA: ¿SABÉS LA CAUSA POR LA CUAL LOS TESTIGOD DE JEHOVÁ NO FESTEJAN LOS CUMPLEAÑOS?

Sofy M dijo...

Me gusta tu blog.Besos.

Agustina Tula Saborido dijo...

Mamá: Me emocionaron tus palabras...gracias, te amo.
Tu hija
Virginia: muchas gracias!,esperamos encontrarte seguido por este espacio! Saludos.
Anibal: La pasamos muy bien, y los regalos fueron muy generosos!, gracias por tus deseos. Nos vemos!.
Monikucha: ante que nada gracias por el saludo. Con respecto a tu pregunta fui a las fuentes, ya que realmente desconocia la respuesta. Lo que pude averiguar es lo siguiente: (textual)Los Testigos de Jehová no celebran cumpleaños porque señalan que en los dos únicos casos en donde
la Biblia hace mención (Gén. 40:20-22 y Mat. 14:6-10) de alguien celebrando cumpleaños, estos fueron
paganos y alguien murió. Basados en estos acontecimientos negativos que ocurrieron cuando un
cumpleaños fue celebrado, los Testigos concluyen que celebrar cumpleaños debe ser malo. (APOLOGÍA CRISTIANA, Vol. 5 — Núm. 1 Centro de Investigaciones Religiosas). A continuación copio el link por si te interesa saber aún mas. www.defensadelafe.org/assets/AT/AT-215.pdf
Saludos!.
Sofy M: Nos alegra que te guste el blog, esperamos nuevamente tu visita. Nos vemos!.

sebasubi dijo...

wow.. valla historia de dicha celebración! muy bueno muchas gracias por compartirlo!

saludos!

Anónimo dijo...

Feliz cumpleaños !!!
Desde almagro.

Monikucha dijo...

Gracias por tu respuesta. Muy interesante

Anónimo dijo...

zwozvux [url=http://magasinnairjordans.info]nike air jordan[/url] kjqlksxonike air jordan tusiskvb http://magasinnairjordans.info

Anónimo dijo...

eltzlnly uonfanywyq links of london rings zjeqoii http://linklondonsxoutletstores.webeden.co.uk/ ztygnetd dmfdwhhsii mulberry bags slefzta http://mulberriesbagsxoutletstore.webeden.co.uk/

Anónimo dijo...

hwom christian louboutin pas cher katix ralph lauren pas cher hunzx http://chaussuresloubutinnmagasinn.webnode.fr/ m v r cr