1.9.09

6

votar

Objeto Museístico: El escudo de Velez Sarsfield



Soy hincha del glorioso Velez Sarsfield. Desde que tengo memoria he ido a alentar, junto a mi hermano Javier (gran fanático si los hay), al equipo de mis amores.

Recuerdo que la primera vez que fuimos solos a la cancha Velez jugaba contra San Lorenzo de Almagro.
Ese día tenía la gran responsabilidad de cuidar a mi hermano; me sentía toda una adulta, en otras palabras, una mujer de mundo.
Tomamos el colectivo 318 y nos bajamos en el puente La Noria. Luego de hacer la “operación trasbordo”, subimos al colectivo 21. Ya estábamos viajando con destino a Liniers.
Después de casi media hora de viaje, le aviso a mi hermano que teníamos que bajar, a lo cual él niño me respondió que todavía faltaba. No tuve otra opción que agarrarlo de un brazo y bajarlo casi a la fuerza.
Habiendo ya bajado del micro, mire para todos lados tratando de “visualizar” el "Amalfitani", pero ni siquiera encontré una banderita con la “V” azulada.
Tuvimos que cruzar la Avenida Gral. Paz, y en lugar de ver camisetas velezanas, nos encontramos con unos caballeros, hinchas de San Lorenzo, que estaban tomando algunos aperitivos para refrescar sus gargantas. No tuvimos otra opción que cubrirnos las casacas “fortineras”, y caminar rápidamente. Finalmente, y luego de escuchar un rosario de insultos por parte de mi hermano, llegamos al estadio. Gracias a lo que nos pasó, ese domingo fuimos los protagonistas indiscutidos de la fecha…
Luego de esta “aventura”, voy a comenzar un tema que de por sí es muy interesante: la Heráldica.

La Heráldica, (o Tratado del Blasón, o Ciencia Heroica) descifra, investiga, explica, describe y compone Escudos de Armas, Blasones, Armas o Armerías, (términos que en muchos casos debemos considerar como sinónimos).
La Heráldica (proveniente de la palabra Heraldo, que era un oficial de armas) se originó en las “justas y torneos” que se realizaban en la Edad Media. Los heraldos anunciaban al caballero mencionando su blasón, es decir, la descripción de las figuras cubriendo su escudo, antes de nombrar a su titular.
A partir del siglo XIV, los heraldos se convierten en especialistas de la heráldica, o la ciencia de las armerías y blasones. La heráldica es esencialmente la ciencia de los heraldos, y su origen no puede comprenderse sino a través de su rol.
Fue a partir de las Cruzadas el momento en que se difunde el empleo de la Heráldica, pues la convivencia de caballeros de diferentes naciones, bajo unas mismas banderas y un único ideal, dio origen a la necesidad de crear un símbolo de distinción para ellos y, junto con la cruz que muchos llevaban y que fue el emblema común y más difundido, comienzan a aparecer las primeras piezas y figuras, como el dragón, el león y el águila.
Ya en el siglo XV la Iglesia condena a los participantes de las justas y torneos, por lo que la Heráldica se adecua a su nueva función principal: identificar a los caballeros en el campo de batalla. Pero poco va a durar esta situación, porque los éxitos de la caballería ligera, el auge de la infantería, el desarrollo de arcos y ballestas y las primeras armas de fuego irán relegando el escudo a los desvanes y a las fachadas de las casas.
Los mercantilistas de la Heráldica la convierten en una ciencia para iniciados, instando a sus clientes a utilizar diversos colores o dibujos dependiendo de sus atributos personales. Esta observación es falsa, pues los escudos deben tener el color que más guste a su propietario, respetando tan sólo las leyes básicas del contraste y la plenitud. Esta última indica que la figura debe cubrir la mayor parte del escudo, ajustándose casi por completo a sus bordes.
Entre los siglos XVI y XIX se produce un período de decadencia, debido a la mercantilización de la Heráldica, que la vulgariza y la hace alejarse de su sencillez iconográfica. El siglo XVII es el de mayor desarrollo de esta ciencia
Con respecto a los significados que tienen los colores en la Heráldica, tengo que decir que realmente son muy interesantes, por tal motivo, voy a citar algunos ejemplos:
Armiño:
Este color designa el blanco puro. Es símbolo de pureza. Y significa la vía de la verdad, el camino hacia el espíritu.
Azur:
Es el azul. Es un símbolo de la verdadera inteligencia, el movimiento del pensamiento que busca el principio divino en la materia. Es la percepción del sentido de las cosas. Está asociado también a la belleza de las cosas, la majestuosidad y la abundancia en el plano espiritual.
Gules:
Es el rojo. Es el color del principio de la vida. Es el fuego central que anima los mundos. El poseedor del rojo es sabio y lo manifiesta en sus acciones. Amor y dominio de sí mismo.
Oro:
Se refiere al amarillo o dorado. El color del Sol, lo divino, es el color del hombre que ha superado las pruebas y se conoce a sí mismo.
Sinople:
Es el color verde y representa la renovación en la naturaleza, lo que nace, la superación de la visión intelectual, la autocuración, la esperanza, la verdadera libertad asumiendo las leyes universales.
Sable:
Designa el color negro. En Europa, las influencias del significado del negro vienen del antiguo Egipto, donde "la Negra" era uno de los nombres de Egipto. Significa el renacimiento después de la muerte. Es la muerte del cuerpo para renacer como un Ser de luz., liberado de sus cadenas.
Plata:
El plata también designa lo blanco. Y tiene un simbolismo similar. Expresa la simplicidad, el despojo de todo lo terrena a favor de lo divino. Es aquel que es absolutamente neutral, que no juzga. La renuncia del Yo.
Púrpura:
El violeta estaba reservado al poder supremo, a los emperadores del Imperio Romano. Es el símbolo de la armonía entre el pensamiento y la acción, la inteligencia y los sentimientos.
Vero:
Designa el color moteado o jaspeado. También se asocia al blanco y el negro juntos. Y el que usaba esta combinación en su adarga, era el hombre que estaba frente a un dilema. O permanece en la superficie de las cosas, o profundiza y se supera. El vero expresa la dualidad.
Para ir concluyendo, hay que decir que la Heráldica sirve para intereses más elevados y generales que la simple satisfacción del orgullo de una familia.
Los conocimientos proporcionados por esta ciencia han permitido, entre otras cosas, identificar restos humanos sepultados bajo una losa sepulcral, por el escudo esculpido en ella; o al personaje anónimo de un retrato, por el blasón pintado por el artista en uno de sus ángulos. También ha posibilitado conocer quien fue el propietario original de un mueble, chimenea de piedra o mármol, sello, libro, platería, etc, pues en ellos estaban reproducidos escudos de armas.
Realmente una ciencia apasionante.
Y al grito de "El Fortin", "El Fortin", me despido hasta la próxima!

Dedicado al Yoyo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Partir de un equipo futbolístico para desentrañar el arte de la Heráldica merece todo mi reconocimiento.


Mis saludos más cordiales
Alfredo.

AntiCristo dijo...

Soy del barrioooo de Liniers...

Silvia Ca dijo...

Coincido con Chilavert! saludos.

Anónimo dijo...

Antes que ustedes mis hijos vinieran a este mundo, yo ya gritaba los goles de Velez desde la popularen donde (almenos en esa época nos meaban los que estaban arriba)A raíz deeste percance(estábamos de novios y en la etapa del levante·") una tarde encontramos ubicación en palco pero no me avisaron que había en el palco hinchada de Huracán. Yo intenté gritar un golazo de Velez y abrazarme con mi compañero pero me enrollaron la bandera de Huracán en cuelloy casi me ahorcan .Si malno recuerdo había ido con un vestidito minifalda colornegro y sandalias con taco de corcho, las famosas plataformas de moda en aquella época de mi juventud .
¡Las veces que mehabrán sentado en el techo del CITRÖEN para gritar:VÉLEZ CORAZÓN.
LINIERS en mi alma, en mi recuerdo.
Fragata Trinidad y la placita donde jugaron de niños mis hijos
La que los trajo al mundo y les tejía las gorritas con las que iban a la cancha

Agustina Tula Saborido dijo...

Alfredo: muchas gracias por tus palabras y por visitar este blog. Saludos.
Anticristo:
todo un fortinero. Nos vemos!
Silvia Ca: Muchas gracias!, espero que sigas visitando este espacio!, un saludo.
Mamá: siempre que leo tus comentarios termino emocionada, te amo.

JL Cancio dijo...

Agustina. Pasé por aquí accidentalmente y me encontré con un blog buenisimo, excelente. Lástima que sos de Velez, pero nadie es perfecto.
Saludos cordiales de un aficionado al club de la ribera.