19.8.09

1

votar

Museo del Condón

Hace tan solo algunos años, digamos algo así como 22, era una blanca paloma que asistía todas las mañanas a su escuelita de barrio.
Un día, tratando de llevar a cabo la tarea que nos había encomendado la señorita, mi amiguita de banco me enseñó una revista que le había robado a su hermano de 19 años. Recuerdo que la revista en cuestión tenía mujeres tal cual Dios las trajo al mundo, y también recuerdo que la única palabra que llegue a leer fue “condón”. Como no sabía que significaba aquella palabra, no tuve más opción que preguntarle a mi maestra, la cual, sin responder a mi pregunta, solo atino a pedirme el cuaderno para escribirle una notita a mis padres. Todavía tengo en la mente a mi madre, cuaderno en mano, gritando: ¡pero que maestra de mierda!. En fin, así fue mi primer contacto visual con el señor condón.
Luego de esta anécdota, paso a lo mío.

Los primeros registros de nuestro famoso amigo datan del 2000 AC y corresponden al antiguo Egipto, donde utilizaban fundas de tela para protegerse el pene. La Leyenda del rey Minos de Grecia (1200AC) nos habla del uso de vejiga de cabra o de pulmones de pescado para retener el semen (no podemos olvidarnos de los milenarios chinos que solían emplear papel de arroz untado en aceite para enfundarse todo el paquete y así evitar embarazos).

Los que divulgaron el uso del condón fueron los soldados romanos, ya que, debido a las prolongadas campañas militares pasaban muchos años fuera de su hogar. Ellos habrían usado las tripas de cordero o borrego para fabricar preservativos.

En el siglo XVI, (momento en el cual Europa fue azotada por terribles epidemias de pestes y de "enfermedades venéreas" como la sífilis - "venérea" en honor a Venus, diosa del amor-) el médico Gabrielle Fallopius publicó en Italia la primera descripción escrita y los ensayos relacionados con el uso del condón como profiláctico. En “De morbo gallico”, el médico recomendaba usar una “funda apretada de lino” para combatir la enfermedad.

Uno de los mitos que rodea al condón es debido al rey Carlos II de Inglaterra. Este monarca era conocido por su inagotable apetito sexual que lo llevaba a tener hijos bastardos diseminados por todos lados. Tal es así que le encargó a su médico de cabecera, apellidado Condom, que ideara algún método para evitar esta situación. El Dr. Condom ideó unos cilindros de caucho lubricados en aceite, los cuales, al parecer, dejaron satisfecho al rey. Esta innovación adoptó el apellido del inventor, sin embargo es mucho más probable que la palabra derive del latín ‘condus’ que significa recipiente o ‘condere’ que significa esconder, proteger.

El condón de goma fue desarrollado en 1843, poco después de la creación del caucho vulcanizado, por Goodyear y Hancock. La vulcanización es el método o el proceso de tratar el caucho crudo con ácido sulfúrico y someterlo a calor intenso. Este proceso convierte al caucho en un material elástico y fuerte.
En los años 30, la fabricación líquida del látex reemplaza al caucho, y es la misma que se utiliza, con algunos adelantos en materia de texturas, tamaños, colores y fragancias, para la fabricación de los compañeros de hoy en día.
Para saber aun más sobre el tema en cuestión, existe una interesante propuesta que nos brindan los habitantes del pueblo de Condom, al sur de Francia, ya que decidieron, en 1990, sacarle provecho a las bromas que les hacían por su nombre fundando "El Museo del Condón" e instalaron una fábrica especializada; además, sus condones "estrella" son los que vienen con el aroma y sabor de "Armagnac", el vino que se produce en la región.

Esta fue, en resumidas cuentas, la historia del Señor Capuchón, un amigo que acompaña no solo en las fiestas navideñas.
Desde ya un museo que, Dios y billete de por medio, me gustaría visitar.
Adieu!.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Agustina:
Recuerdo el hecho que contás porque la docente en cuestión me citó como si lo que habías preguntado se constituyera en un atropello a la moral y a las buenas costumbres en una escuela de pueblo alparecer "puritano" en el que el párroco de la Iglesia había dejado los hábitos para casarse con una feligresa y en la comisaría delpueblo(que está pegada a la Iglesia) había funcionado en el 76 y en el 77 un Centro Clandestino de detención.Maestra de mierda e hipócritas chupacirios . Me acuerdo que les dije enla reunión mantenida en la Dirección del establecimiento.
Y vos con cara de asustada porel bolonqui que habías armado tan solo por querer despejar tus dudas respecto a lo que era un CONDÓN.
Tu madre