14.8.09

2

votar

Museo de la Marihuana

Desde que empezó el tema de la despenalización de la marihuana en nuestro país, comencé a investigar un poquito más sobre el fasito en cuestión (mi intención no fue convertirme en la hija del Dr. Miroli, pero bueno, ya dije anteriormente que soy una gran curiosa y como si fuera poco Museóloga).
Según las fuentes, la planta del cáñamo, del latín cannabis sativa, parece ser que se conoce desde hace apróximadamente unos 3.000 años (pues en los documentos chinos de esas fechas ya se la mencionaba para combatir el reuma y la malaria). Prácticamente todas las culturas de la antigüedad la utilizaron, pero los que la difundieron y le dieron como loco fueron los Árabes (utilizaron sus fibras para fabricar ropa, calzado y papel, sus semillas como alimento y su resina por su poder curativo).

A finales del siglo XVIII el mundo cultural de la bohemia francesa (obvio, no podía ser de otra forma) andaba con el canuto para todos lados. En la primera mitad del siglo XX le entraron a dar los de la sociedad intelectual, y en las décadas del ´60 y ´70 (Dios santo mío y la Virgen) la marihuana competía cabeza a cabeza con el LSD dentro de lo que fue el movimiento “hippie” (pronúnciese jipy).
Asi, porrito va, porrito viene, llegamos a la actualidad donde el Sr. Montonero Andrés Calamaro le canta canciones a la marihuana, donde Lilita Carrio le habla al ratón Mickey (y la Alfano a las tostadas) y como si todo esto no bastara, en Amsterdam abren un museo para el porro. Así nos vamos todos al carajo hermano. RENUNCIEN.
Volviendo a lo nuestro, este museo de Amsterdam, el Hash Marihuana Hemp, se inauguró en 1985 y expone todo lo relacionado con la cultura del cannabis y su impacto en la sociedad a lo largo de la historia. Cada año, alrededor de 75.000 fumetas de todas partes del planeta lo visitan. El museo les proporciona un tour informativo donde les explican el proceso artesanal de la fabricación del cannabis (además, se puede conocer la parafernalia comercial que existía en torno a la marihuana y el papel de la planta desde la era de explosión del Jazz hasta la cultura pop). Un lujo.
Y como siempre digo (siempre y cuando la situación lo amerite) un museo muy interesante que, Dios y billete de por medio, me gustaría conocer. Salud.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo fui con mis alumnos a una muestra sobre La Memoria que organizaste para el aniversario del 24 de marzo.Y aprendi mucho como también los chicos que personalmente los atendiste y les ibas explicando.Ojalá abras en este blog un lugar para que las maestras te podamos preguntar .Estaria buenísimoporque las Inspectoras de nuestro distrito son unas nabas y bastante fachas comola mayoría delas inspectoras.Ojalá te hubieran valorado en el Museo que se hizo conocido cuando estuviste alfrente de él. .Este país esasí. Desaprovecha a los militantes que además son preparados y tienen relación con el pueblo.

Anónimo dijo...

Felicitaciones, muy interesante el articulo, espero que sigas actualizandolo!